última hora

 

En Colombia; como en todos lados que se hacen campañas sucias; el orquestador siempre queda atrapado en sus propias campañas; el estado colombiano, junto con Estados unidos, se encargó de decirle al mundo que las Fuerzas Revolucionarias Armadas de Colombia (FARC) es un grupo terrorista y financiado o relacionado con el narcotráfico; después tuvo que reconocer; por la vía de los hechos; que las FARC es una fuerza beligerante, con todas las de la ley de derecho internacional.

 

Así y bajo ese criterio empezaron las negociaciones de paz en Noruega y se operaron en lo que hoy se conoce como Los Acuerdos de la Habana.

 

Creo; y así lo reconoce nuestra organización popular; que las FARC son legítimos representantes de un sector del pueblo colombiano y cuando me comisionaron para expresar nuestra solidaridad con este sector del pueblo en armas, me llamo la atención que inmediatamente sectores de la derecha colombiana me "contactaron" vía redes sociales para "alertarme" de la organización terrorista de las FARC.

 

Nosotros que tenemos años luchando contra el acaparamiento y la especulación de vivienda; concentrado toda la tierra del fundo legal de los municipios y estados de México por dichos depredadores; con la "geofagia" diría el comandante Iván Márquez, sabemos que significa las campañas de difamación.

 

Y también llama la atención como no solo la "alerta" del emisario de la derecha colombiana, sino que en la búsqueda de Google empezó aparecer (en la búsqueda de mi nombre César del Pardo Escalante) un "articulo" muy mal escrito donde pone una foto mía robada con la leyenda de "vividor", cuya autoría se firmaba como Anonymous y cuyo autor es Joel Sandoval un conocido golpeador del sistema. (1.-).

 

Bien; el reconocimiento a las FARC como fuerza beligerante cuyas negociaciones se llevaron a cabo con países garantes como Noruega y Cuba; y bajo la supervisión de la ONU y la colaboración de la Cruz Roja Internacional; es decir, en legítimo reconocimiento no solo de estado colombiano sino de las instancias internacionales cuya esencia era y es el anhelo de paz.

 

Uno de los principales negociadores fue Jesús Santrich; seguramente, más allá, de su vocación de artista, pintor y poeta, o por lo mismo, Santrich fue un férreo defensor de la paz; muchos vimos con preocupación la voluntad prácticamente incondicional de las FARC y la preocupación está en la base de los antecedentes de la Unión Patriótica; el montaje y la detención de Jesús Santrich desgraciadamente nos dio la razón.

 

Sin duda este montaje y el mismo acto represivo tiene y tendrá consecuencias gravísimas para Colombia; la posibilidad que Jesús Santrich pierda la vida (con su larguísima huelga de hambre) no solo asesina los acuerdos de paz sino aleja toda posibilidad de acuerdos con otros grupos beligerantes; entre otros; como es el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

 

El presidente Santos y seguramente sus asesores no hicieron el cálculo correcto en la detención de Jesús Santrich, ante la presión de los Estados unidos, y las ridículas "pruebas" de la DEA; ahora, solo el pueblo colombiano y la solidaridad internacionalista de los pueblos pueden y deben defender los acuerdos de paz.

 

Pero la solidaridad es de extrema urgencia, no debemos olvidar que la suerte de Jesús Santrich; es la suerte de la paz. En México haremos lo propio.

 

Profesor César del Pardo Escalante 13/05/2018 Culiacán, Sinaloa, México

 

1.- http://www.noticiasaldia. com.mx/notas.pl?n=114702&s=f